Taller sobre desarrollo urbano en Rafaela

Noticias 19 de diciembre de 2018 Por
En el marco del Plan Rafaela 2020, la Comisión de Infraestructura del Centro Comercial e Industrial de Rafaela y la Región (CCIRR), con la coordinación de ACDICAR ,llevaron a cabo ayer un encuentro de aprendizaje y reflexión, con ideas disparadoras de los desafíos urbanísticos de la cuidad, mirando hacia el futuro.
tallerurbanismo2

El reconocido arquitecto Nicolás Bares (Bares, Bares, Bares, Schnack - Estudio de Arquitectura) quien obtuvo el primer premio en el concurso internacional que dio vida a la creación del Centro Cultural Néstor Kirchner, brindó en la tarde de ayer, en el Salón de Usos Múltiples del Centro Comercial e Industrial, un taller de reflexión sobre el desarrollo urbano de Rafaela, iniciativa impulsada por la gremial empresaria local, que contó con el apoyo de una gran cantidad de instituciones.

El encuentro estuvo orientado a profesionales de diversas ramas, en particular a arquitectos y otros profesionales interesados por el desarrollo urbano, empresarios en general, dirigentes de instituciones de la sociedad, funcionarios municipales y provinciales y estudiantes avanzados, contando con el apoyo del Colegio de arquitectos, Cámara construcción, la municipalidad de Rafaela, Cámara Inmobiliaria Rafaela,  Asociación de Profesionales de la Ingeniería de Rafaela y su zona de influencia , Colegio de Profesionales de la Agrimensura de la Provincia de Santa Fe

Durante el encuentro se fueron logrando compartir visiones sobre el desarrollo urbano de cara a los próximos 10 años que permita explicitar problemáticas y desafíos de desarrollo urbano como insumo del próximo plan estratégico Rafaela 2031.

El desarrollo urbano es uno no de los problemas sustanciales de las ciudades es que hoy representan los centros sociales, productivos y políticos de la sociedad contemporánea. El 50% de la sociedad del mundo vive en ciudades, tanto pequeñas, intermedias o grandes en materia de estructura urbana. La congestión o acumulación en pequeñas superficies de territorio causa, por un lado, muchísimo potencial y sinergia -en lo que significa la actividad cívica del hombre y todo lo vinculado al intercambio de ideas, lo que ha sido uno de los grandes disparadores de la evolución tan vertiginosa en materia científica, tecnológica y educativa en los últimos 100 años-, pero por otro lado genera muchísimos conflictos de tipo espacial. Tener más de un millón de personas viviendo en superficies muy reducidas de territorio genera uno de los grandes desafíos contemporáneos

Por otro lado, Bares afirmó que Rafaela debe transformarse en una ciudad del siglo XXI: aquellas que han reemplazado la industria de la contaminación por la industria sin humo -es decir, del conocimiento-. Es esa ciudad que se ha transformado en una prestadora de servicios dejando de ser una sociedad manufacturera, esa ciudad que tiene respeto por el Medio Ambiente y por lo tanto intenta que el impacto de la construcción -sobre todo en lo referente a la huella de carbono- el de la producción y el consumo de energía, el de las islas de calor y el de la contaminación por la actividad del hombre sea mitigable, y que esos recursos naturales puedan ser utilizables hoy pero preservados para las generaciones futuras.

Al siglo XXI hay que darle respuestas con la mentalidad del siglo XXI y en ese sentido, el rol de la juventud es vital, ya que son los que han nacido con los sistema de comunicación del siglo XXI, las reglas de vínculos, son los que exploran las nuevas modalidades de trabajo, las nuevas modalidades de generación del conocimiento y van a ser los líderes del futuro próximo y es vital que se incorporen desde la etapa de estudiantes en estas mesas de trabajos, jornadas, que son fantásticas y dinamizadoras desde el punto de vista del espíritu que hay que construir en Rafaela.

Además expresó que hoy “trabajamos sobre tres ejes temáticos que tienen que ver con la movilidad, contemplando por ejemplo la llegada de la autopista. Estamos repensando además el tema del espacio público, un tema central de todas las ciudades que intentan ser más integradas e inclusivas. La ciudad debe crecer con calidad urbana hacia el sur, pero también lo debe hacer hacia el norte, el este y el oeste y pensar en qué modelo espacial de ciudad quieren vivir los rafaelinos, con todo lo que esto implica", finalizó.

Luego de la exposición, la actividad estuvo coordinada por ACDICAR en el marco del plan Rafaela 2020 pero pensando en la ciudad al 2031, momento en el cual cumplirá 150 años. Se trabajó en grupos apostando a ver los diferentes puntos de vista de los actores de la sociedad arquitectos, comerciantes, ingenieros, público en general. Los tópicos que debatieron en las mesas fueron: espacio urbano, densidad y movilidad; a continuación se hizo una puesta en común de todos los grupos. El cierre de la actividad estuvo a cargo de Nicolás Bares que concluyó definiendo la ciudad a partir de los resultados de los trabajos de cada grupo: Rafaela conectada, Rafaela participativa, Rafaela sinérgica entre otras.